“El valor real de las cosas

nunca está relacionado con su precio”

 

CÓDIGO ÉTICO

 

Este Código Ético constituye la base de las cualidades morales de los miembros de AMPs

 

image044

 

Descárgalo gratis

 

 

 

  YO

 

 

1.        “Solo podremos ayudar hasta donde nos ayudemos a nosotros mismos”.

Crecer en cualidades personales es el modo más importante y eficaz de lograr que el mundo sea mejor.

 

2.      “Solo podremos desarrollarnos hasta donde alcancen nuestros valores”.

Los valores humanos son la medida de nuestra verdad, nuestra belleza interna y nuestra bondad, y marcan el límite de nuestra aportación al mundo. Porque una persona sin valores no sirve para nada. Ni siquiera para sí misma.

 

3.      “Solo podremos progresar hasta donde se atreva nuestra voluntad”.

La voluntad es la transformadora de las intenciones en realidades.

 

 

 

  NUESTRO ENTORNO

 

 

4.     “Lo que nos rodea es el espejo de cada uno”.

Lo que irradiamos se impregna a nuestro alrededor; orden, desorden, alegría, tristeza, amor, odio… La vida es “permeable”, y se impregna de toda energía que recibe. Buenas o malas compañías modifican el destino de las personas. Y nosotros modificamos el destino de los que nos rodean. Incluso cuando no hacemos nada.

Por ello son muy importantes las relaciones, con quién participamos de la vida. Y los integrantes de AMPs no pueden formar parte de colectivos que transgreden nuestros principios éticos.

 

5.      “Si nuestros pensamientos, sentimientos y actos son buenos, contribuiremos a que nuestro entorno sea más bueno. Pero también al contrario”.

La frase “piensa globalmente, actúa localmente”, atribuida a Patrick Geddes, ilustra perfectamente esta idea. Nuestra contribución al mundo siempre debe comenzar por nuestro entorno. Olvidarse de él, pensando en metas más elevadas, es un error que nos desequilibrará e impedirá que seamos felices.

Del mismo modo, tanto una actitud negativa como una actitud pasiva pueden hacer insoportable la vida y las relaciones en nuestra esfera inmediata. Porque la pasividad es la cesión de nuestra libertad y de nuestras capacidades a otros.

 

 

 

  EL MUNDO

 

 

6.     “Todos los participantes de AMPs nos comprometemos a contribuir activamente a mejorar el mundo en que vivimos”.

Esta pequeña mota de polvo que vaga por el universo es la única casa donde podemos vivir.

Personas, animales y cosas participamos de un mismo espacio vital donde nacemos, nos relacionamos y nos reintegramos con el todo en el fin de nuestra vida.

Mejorar el mundo debería ser un principio fundamental en la enseñanza de todas las escuelas de nuestro planeta, porque nuestras aportaciones, buenas o malas, contribuyen a modificar nuestra realidad mucho más allá de donde podamos imaginar.

 

7.      “Nuestra aportación, buena o mala, es el legado que damos a nuestros compañeros de viaje actuales, pero es también la semilla para las generaciones venideras”.

El valor de lo que dejamos para el futuro es uno de los sentimientos arraigados en el ser humano, aunque a veces lo intentemos ahogar con una vida vana y superficial.

 

 

 

  LA IMPORTANCIA DE AYUDAR

 

 

8.      “La mayor satisfacción se logra ayudando a los demás, porque damos amor de la forma más práctica, nos sentimos útiles, resolvemos problemas y mostramos un modo de actuar que seguirán todas las personas agradecidas”.

Solo si nos implicamos en la vida, si participamos activamente, seremos capaces de construir lo que realmente vale la pena.

Porque la timidez no tiene cabida cuando alguien necesita de nuestra ayuda.

 

 

 

  INTERVENIR

 

 

 

9.     “Los derechos de las personas acaban en el punto donde empiezan los derechos de los demás”.

Debemos entender que nadie puede tener todos los derechos, porque entonces, el resto del mundo no tendría ninguno.

Las relaciones entre las personas y entre los grupos se deberían basar en el respeto mutuo y la colaboración. Cuando la raza humana nos demos cuenta de esto daremos un salto evolutivo sin precedentes.

En AMPs hacemos lo posible para lograrlo dentro de nuestro ámbito, y trasmitirlo a los demás, como quien encuentra algo maravilloso y desea que los demás también lo disfruten. Porque merece la pena.

 

10.  “Intervenir en caso necesario es un modo de crear un mundo más justo y mejor”.

Como dijo Edmund Burke, para que el mal triunfe solo es necesario que los hombres buenos no hagan nada.

Implicarnos en la justicia del mundo tiene sus riesgos, pero permitir la injusticia es la mayor condena que podemos sufrir por nuestra propia conciencia.

 

 

 

  AMOR RESPONSABLE

 

 

11.     “Luchar por la justicia, ayudando a que quien lo necesita para que pueda levantarse y continuar por sí mismo”.

La verdadera forma de amor en toda su dimensión consiste en contribuir a que el mundo sea mejor, que las personas sean mejores, que la vida sea y esté mejor. Por ello, no podemos conformarnos con dar una limosna por pena; nuestro objetivo debe ser que la persona a quien ayudemos pueda mejorar realmente. Y muchas veces, unas palabras de ánimo hacen mucho más que dar unos céntimos sin mirar a los ojos.

 

12.   “Ofrecer ayuda a quien lo necesite, pero también respetar su decisión de dejarse ayudar o no”.

La forma de interpretar el mundo pertenece a cada uno, a sus experiencias y sus percepciones de la realidad. Hay personas que están en condiciones de ser ayudadas en caso de necesidad, pero otras no. Y es importante saber respetar estas decisiones, porque solo podremos ayudar a quien ponga lo suficiente de su parte.

 

13.   “Respetando a los demás y a nosotros mismos, mantendremos una actitud de amor responsable”.

Recuerda que cuando señalas con un dedo, hay otros tres que te están señalando a ti. Las críticas, si no se dan cuando se piden, muy pocas veces tienen utilidad, al contrario, suelen provocar que la otra persona pueda reaccionar de un modo hostil y crearle resentimiento.

Igualmente, si alguien nos critica y no estamos dispuestos a escuchar, lo mejor es indicarle de un modo respetuoso pero firme, que no le hemos pedido su opinión, y que debe respetar nuestro criterio del mismo modo que nosotros respetamos el suyo.

El concepto de amor responsable se puede definir como una actitud hacia los demás que comparte de forma armónica, humilde y respetuosa las cualidades de padre, juez y compañero.

 

 

 

  EJEMPLARIDAD

 

 

14.   “El ejemplo de cómo somos, cómo pensamos, sentimos y actuamos, es la mejor lección que podemos dar”.

Todo lo que manifestemos a los demás serán lecciones de vida. Podrán ser buenas o malas lecciones, y eso es nuestra responsabilidad, no de los demás. Los demás podrán atender a esas lecciones o no hacerlo, y esto es de la incumbencia de ellos, no de la nuestra.

 

15.   “Desarrollándonos al máximo podremos alcanzar metas insospechadas, y también demostramos a los demás que es posible”.

La energía es el medio de interactuar con nuestro entorno. Las capacidades que nos ha concedido el destino pueden ser aprovechadas o desechadas, cada cual tiene la capacidad de elegir. Pero solo seremos ejemplares si exprimimos al máximo nuestros “talentos” (recordad la parábola de La Biblia) y los utilizamos para hacer el bien y ser felices. Y no necesariamente en este orden.

 

 

 

 

PROPONER MEJORA DE NUESTRO CÓDIGO ÉTICO

Todos nuestros asociados pueden remitir las propuestas que estimen oportunas para mejorar AMPs en todos los sentidos. Las relacionadas con nuestro Código Ético deberán basarse en los principios de brevedad, justicia y universalidad.

 

Puedes remitir un e-mail con el asunto

“propuesta de mejora del código ético de AMPs” a

info@artesmarcialesprofesionales.es

.

.

 

WEB OFICIAL DE AMPs

 

 

Ir a la web